27 de diciembre de 2016

Este jueves un relato "Sentimientos Encontrados"






_Estas fechas cada vez las aguanto menos. Se decía Esperanza.

Y tenía muchas razones para argumentar su disgusto. Mientras plumero en mano, limpiaba los muebles del salón; de fondo se oía a Pepa Bueno en el Hoy por Hoy de la Ser.

_ Aquí, aquí mismo poníamos el belén, (señalando el mueble aparador) con todas sus figuritas, el rio con papel de plata y el portal, era de mi abuela estilo Napolitano._ Se decía.

Esperanza solía hablarse a sí misma en voz alta. Pasaba muchas horas sola, desde que los hijos se vieron obligados a buscarse la vida fura de España.

Ante cuando Manolito y Paquito eran pequeños, la casa se llenaba de espumillones, luces y serrín para el suelo del belén. La casa olía a guisos, pestiños, fruta escarchada, anís y turrones. Las panderetas y villancicos con sus soniquetes, y el sonido de los bombos de la Lotería. Pues el nacimiento se ponía el día 22, sin falta. 

Que bien cantaba su Pepe, que paciencia tenia con los críos; pero un ictus se lo llevo hace unos 3 años. 

Ahora Esperanza, espera con impaciencia que el país se arregle, y puedan volver sus hijos. La casa se volverá a llenar con las risas de los nietos, se pondrá el belén y volverán los cantos.

RING!!!!   RING!!!! 

_Dime Margarita, si si no te preocupes, sobre las nueve y media. Allí estaré. Colgando el teléfono, Esperanza suspira.

Desde que falta Pepe, va a cenar en Noche Buena a casa de su cuñada. Nunca se llevaron bien, pero… como es NAVIDAD.

Para mas sentimientos con Carmen.





13 comentarios:

  1. El sentimiento de ausencia del marido y la algarabía de los nietos .
    Buen relato Atlanta .
    Feliz Año Nuevo un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Un relato lleno de nostalgias, me gusta esto de a pesar de todo, intentar pasar una agradable noche.

    ¡Un abrazo! ¡Y Feliz y próspero año nuevo!

    ResponderEliminar
  3. Asi suele pasar en muchos hogares. Mantienen la costumbre de juntarse en la mesa a familiares que no se portan bién y entonces la Navidad ja es otra cosoa que no hace nigún bién a nadie. Besos-

    ResponderEliminar
  4. Es triste, con los hijos lejos y faltando el marido; pero la vida sigue, y esos hijos tal vez regresen al menos por navidad, y la alegría volvera aunque sea por pocos días.
    Has explicado un gran ejemplo del sentimiento que experimenta mucha gente en estas fechas.
    Un abrazo y gracias por participar.

    ResponderEliminar
  5. Emotivo relato. Cuando los hijos dejan el nido, en busca de mejores oportunidades es difícil para los padres esa terrible soledad. La de tu protagonista es más dura, ya que su esposo falleció. Al menos la invitó la cuñada aunque no se hayan llevado bien. Nadie debe pasar solo la navidad.
    Saludo

    ResponderEliminar
  6. Mi sentimiento es de agradecimiento, hacia ustedes por la grata visita a mi mundo.

    Besos encontrados.

    ResponderEliminar
  7. Ay... qué pena y cuántas personas pasan una Navidad así. Por eso me parece muy buen retrato de una realidad de una parte de nuestros vecinos.
    Besos con más nostalgia que esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón tienes amigo.

      Besos agradecidos.

      Eliminar
  8. Me gusta que hace honor a su nombre "Esperanza" y me uno a su deseo que el país se estabilice y vuelvan sus hijos.
    No llevarse bien con alguien y acompañarse para alejar la soledad por lo menos unas horas no creo que sea tan malo.

    Un beso, Atalanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame, por tu visita.

      Besos agradecidos.

      Eliminar
  9. La vida misma, es mas me siento un poco indentificada no tengo marido ,ni hijos pero si echo de menos a mis padres y desde que ellos falta ,nada es igual, aunque no estoy sola tengo un hermano y una cuña que estan pendientes de mi pero esas Navidades se fuerón para no volver, beso Cecilia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo perfectamente Carmen.
      Espero llemar un huequito de tu corazón.

      Besos agradecidos.

      Eliminar

Visitan Mi Mundo